Revelan que esposo de Rosie Rivera era adicto al poker 


Luego de que se anunció que Jacquie Rivera por fin asumió el puesto como directora ejecutiva del corporativo ‘Jenni Rivera Enterprises, LLC’, en sustitución de su tía Rosie Rivera la polémica comenzó con la familia Rivera.  Y es que Chiquis Rivera ocasionó tremendo alboroto al culpar a alguien muy cercano de robar una gran cantidad de los ingresos de la empresa de Jenni.  ''Me acabo de dar cuenta, que hace un par de años, alguien estaba robando de Jenni Rivera Fashion, alguien muy cercano a Rosie, y Rosie lo sabía, se lo dijo a mi hermana Jacquie, en ese entonces, según se pagó el dinero, Rosie pagó el dinero, no sé cuánto, todavía tenemos que ir a ver, creo que fueron como 80 mil dólares, que se robaron, porque es eso, se robaron'', declaró la hija mayor de ‘La Diva de Banda’. 
Tras estas declaraciones resurgió un video en el que Rosie Rivera y su esposo ofrecieron una entrevista de acuerdo con el perfil de Instagram de Chamonic 3 para el canal de YouTube ‘El Show de Piolín’, en donde Abel reveló que era adicto a los juegos de azar.  ''Eran tres meses muy difíciles yo estaba con él había una mentira por ahí, no era engaño, no me engaño, pero era una mentira que yo tomo las mentiras como ‘engaño’ o sea yo soy una mujer que necesito 100 por ciento la neta en todo momento. La verdad era algo de finanzas'', dijo Rosie.  Y agregó: ''Eran así inversiones con las cuales yo no estaba de acuerdo y me dejó de decir y luego las inversiones se hacían y yo no sabía y me enojé''.      Tras las declaraciones realizadas por la empresaria el locutor del show no dudó en preguntar de inmediato a Abel en qué había invertido ese dinero.  ''Me hice adicto a lo que es el poker y desafortunadamente comencé a agarrar dinero que yo hacía y lo metía. Abrí una cuenta diferente para tener cierto tipo de dinero, de cantidad para poder invertir y comencé a invertir en lo pequeño y después crecí a las mesas grandes'', mencionó el esposo de Rosie. 
Sin embargo, las cosas no quedaron pues Abel confesó que le encantaba la adrenalina que sentía al apostar: ''Me hice adicto de lo que era la adrenalina de poder ganar, con mil dólares o  tres mil dólares en dos cartitas y aún siendo cristiano y todo ese me involucré en esto''.  Cabe señalar que Chiquis Rivera nunca dijo exactamente de quién se trataba, pero sí comentó el por qué ahora entendía que su tía Rosie alguna vez dijo que su matrimonio se acabó por dirigir las empresa de Jenni, así que rápidamente los seguidores de la cantante señalaron que se trata de Abel Flores. 

Opiniones sobre esta nota

Comenta esta nota

Su correo electrónico no será publicado.