El primer verdugo de Mike Tyson le ofreció la revancha


El último sábado, en el Staples Center de Los Angeles, han regresado al cuadrilátero dos grandes leyendas del boxeo como Mike Tyson, de 54 años, y Roy Jones Jr, de 51, para enfrentarse en un combate de exhibición que dejó buenas sensaciones a los fanáticos y que finalizó empatado luego de disputadas las ocho rondas de dos minutos que se habían programado.

Iron Mike lució una forma física y dio prueba también de una resistencia y un cardió que sorprendió incluso a los especialistas, lo que no hace más que convencerlo de lo oportuno que será continuar realizando este tipo de peleas y este tipo de eventos alrededor del mundo, siempre con intención de recaudar dinero que pueda ser destinado a causas benéficas.

 

Tan legendario es Mike Tyson que quien ahora lo ha llamado a pelear es, para muchos, el encargado de dar la mayor sorpresa en la historia del boxeo cuando le cortó un invicto de 37 peleas. Se trata, claro, de Buster Douglas, quien en febrero de 1990 noqueó a Tyson en el décimo asalto, en Japón, arrebatándole además los cinturones de peso pesado de la AMB, la FIB y el CMB.

"Seguro agradecería esa oportunidad. Siendo un boxeador todos esos años y todavía sintiéndote bastante bien hoy, siempre sientes que tienes una pelea más. Siempre me preguntan por qué nunca tuvimos una revancha", le dijo a USA Today el primer verdugo de Mike Tyson.

Además, reconoció que también él, como tantos otros espectadores, quedó impresionado con lo que mostró Iron Mike en su regreso a los cuadriláteros: "Fue bastante competitivo. Eran dos muchachos a los cuales se les ha pasado el mejor momento, pero hicieron un buen esfuerzo allí. Fue entretenido".


Opiniones sobre esta nota

Comenta esta nota

Su correo electrónico no será publicado.