DISTINGUEN INVESTIGACIÓN DEL CIAD SOBRE EL MOSCO DEL DENGUE


Un estudio realizado por el Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD), que examina un método para reducir la población del mosquito transmisor de los virus del dengue, zika y chikungunya, ha recibido el premio Eustaquio Buelna, que otorga el Instituto de Apoyo a la Investigación e Innovación (Inapi) del estado de Sinaloa.

Como parte de su formación académica en el CIAD como maestro en ciencias, Eduardo López Guerrero, bajo la dirección del profesor Cristóbal Chaidez Quiroz, se enfocó en el aislamiento de bacteriófagos líticos, virus que tienen la capacidad de infectar y eliminar bacterias.

El trabajo de investigación tiene como objetivo generar un método amigable con el medio ambiente para reducir la población del mosco Aedes aegypti a través de la eliminación selectiva de bacterias esenciales del tracto intestinal que participan en el proceso de alimentación del mosco. Se trata de un método innovador, aún en proceso de experimentación, pero con excelentes resultados.

Una contribución importante de este estudio es que esta técnica podría reducir el uso de plaguicidas, principalmente organofosforados y piretroides, los cuales son utilizados comúnmente para eliminar mosquitos, pero con grandes problemas de contaminación y toxicidad.

Una alternativa amigable

A pesar de que la fumigación es un esfuerzo constante realizado por las autoridades sanitarias en diversos niveles de gobierno, la incidencia de enfermedades como el dengue y el zika ha aumentado, en parte por el desarrollo de resistencia de los mosquitos ante la repetida aplicación de insecticidas, volviendo inefectiva la estrategia.

Dado que la exposición a plaguicidas también tiene consecuencias en la salud humana y puede afectar especies benéficas como las abejas, es imperativo desarrollar nuevas alternativas amigables con el medio ambiente, indicó el investigador Chaidez Quiroz, académico de la Coordinación Regional Culiacán del CIAD y Director General del Laboratorio Nacional para Investigación en Inocuidad Alimentaria (LANIIA).

Por su parte, el joven galardonado con el premio explicó que la propuesta contenida en su tesis propone una solución biotecnológica, utilizando bacteriófagos capaces de actuar sobre la microbiota esencial de los mosquitos para alterar procesos esenciales de digestión, nutrición y reproducción.

Por último, el equipo de investigadores comentó que, ya que han podido identificar y caracterizar los bacteriófagos para modificar los procesos vitales del mosquito, se enfocarán en una nueva fase en la que puedan validar el modelo experimentalmente y en campo para evaluar su efectividad y bioseguridad como herramienta de control biológico.

Opiniones sobre esta nota

Comenta esta nota

Su correo electrónico no será publicado.


DISTINGUEN INVESTIGACIÓN DEL CIAD SOBRE EL MOSCO DEL DENGUE" />