Todos necesitamos de todos


Todos necesitamos de todos



Por este medio hemos manifestado la necesidad urgente de buscar solución a la inseguridad que impera en nuestra ciudad, aunque se niegue la realidad de lo que estamos viviendo no se puede maquillar lo que vemos y lo que la prensa cotidianamente nos informa.

Así como la seguridad pública es responsabilidad de todos, con esa responsabilidad las autoridades encargadas de proporcionarla que sean prudentes,  se olviden de siglas partidistas y se tenga un acercamiento con elementos que hayan participado dentro de la corporación policiaca, ya que operativamente los hay muchos y muy buenos, con el interés de que en conjunto buscarle solución a la problemática. En estos momentos todos necesitamos de todos.

Aunado a lo anterior se dice que se carece de estado de fuerza para cubrir la operatividad preventiva pero, es exagerado el personal policiaco comisionado en labores que no corresponden a su cometido. La ley no marca “comisiones especiales”.

Es importante se retome el viejo esquema de la seguridad pública, de ahí se derivan actuaciones muy positivas que actualmente muy cómodamente desechan, además ante la falta de denuncias y querellas directas por parte de ofendidos se puede actuar apoyándose en parte en los Artículos 117 y 118 del Código de Procedimientos Penales para el Estado de Sonora, en coadyuvancia con los otros órganos de Gobierno.

El delito más frecuente que flagela a los ciudadanos es el robo en todas sus modalidades,  es necesario que participemos con facultad en la denuncia, pero también lo es actuar con realidad y apegado a la Ley de parte de toda autoridad, ya que existen miles de viciosos que se dedican  al robo para subsanar su necesidad, aunado a tanto narcomenudista que son aprehendidos y al parecer de inmediato son puestos en libertad.

En cuanto a la coordinación, no pueden ni deben las corporaciones policíacas estar fragmentadas, deben compartir visiones, estrategias, procedimientos de operación  y responsabilidades en términos de hacer su trabajo en conjunto.

Es preciso tener un cuidado constante de la calidad del desempeño policiaco, esto puede hacerse a través de:

Evaluaciones periódicas del desempeño profesional, salud física y psicológica.

 

Capacitación y entrenamiento riguroso a los nuevos elementos.

Promociones basadas más en la capacidad y habilidad que en la antigüedad.

Énfasis en el contacto con el público y la atención a la ciudadanía.

Sensibilidad ante situaciones nuevas en la sociedad.

Capacidad de adaptación ante nuevas exigencias y expectativas.

Sistemas de entrenamiento y formación permanente.

Esfuerzo permanente en el sentido de combatir excesos burocráticos causados por el estilo vertical de organización en los niveles de la burocracia policial, y establecer el servicio civil de carrera.

Si se enfatizan estos puntos, se podría crear una fuerza policiaca que sea verdaderamente parte de la sociedad, con elevado sentido del deber, el servicio y la responsabilidad, fundamentado en el conocimiento, la habilidad y la integridad, constituyendo así la mejor garantía de que los derechos humanos serán promovidos y protegidos, y de que se asegurará uno de los derechos humanos básicos de las personas: EL DERECHO DE VIVIR SIN MIEDO.

 Roberto Fleischer Haro

Miembro de la IV generación de egresados de la Escuela de Policía del Estado de Sonora.

Registro Nacional de Seguridad Pública FEHR440205H26223583

E mail robertf.haro@hotmail.com

Opiniones sobre esta nota

Comenta esta nota

Su correo electrónico no será publicado.