Elemental política

Elemental política


Mensajes

Gilberto Armenta

Elemental política

 

Dentro de la política internacional, un principio básico dicta que la mejor forma de hacer política es dejar que la política pase, y ver este transitar desde la distancia.

 

Los resultados de la pasada elección fueron avasalladores. Morena se impuso como primera fuerza en todo el país, y será a este partido político al que ahora le toque implementar su propio sistema de gobierno, y ya Andrés Manuel López Obrador dio las 50 bases de este.

 

En Sonora las cosas no son distintas.

 

Morena controlara el poder político en todas sus esferas, desde el Congreso local se dictarán las formas en las que el sistema político estatal habrá de rehacerse.

 

Con una bancada integral de 20 diputados, más la sumatoria de fuerzas que Morena haga de otras, no habrá mucho que hacer para la oposición, sino dejar que la política pase delante de ellos.

 

Los diputados de esta coalición, la de Morena, traen buenas intenciones. Buscan trabajar de la mano con el gobierno estatal y los municipales sean o no de su partido. Buscan proponer cambios a las leyes o leyes nuevas, si estos son de beneficio para el sonorense. No traen en sus mentes planes de confrontación, cobro de facturas ni revanchismos.

 

Dejan claro que trabajaran bajo los lineamientos de AMLO, y reconocen como líder absoluto de Morena en Sonora a Alfonso Durazo Montaño.

Aseguran que trabajaran bajo los principios de legalidad, combate a la corrupción y transparencia dictados desde la Federación.

 

Sostienen que no buscan pulverizar a la oposición, pero al mismo tiempo se comprometen con la responsabilidad que el electorado les dio con sus votos en las urnas, y bajo esa línea defenderán su trabajo legislativo: el pueblo es el que manda.

 

Propondrán leyes, impulsaran reformas, exigirán comparecencias, emitirán votos en los dos sentidos, harán alianzas legislativas, arrinconaran al opositor, defenderán posturas y atacaran otras. Analizarán presupuestos y pondrán bajo la lupa cuentas públicas. Cuestionaran a cuanto funcionario estatal o municipal consideren hacerlo. Reprobaran o aprobaran gastos, señalaran observaciones cuantas veces consideren necesario. Se bajarán el sueldo o no, eliminarán prebendas legislativas o no. Venderán o rematarán activos, suspenderán o no la adquisición de nuevos. Eliminaran vicios financieros en el Congreso. Reducirán el gasto corriente, recortarán o no personal… y siga usted sumando más acciones.

 

Tendrán derecho a hacer lo anterior porque ganaron la elección. Punto.

 

La oposición que se mantenga como tal nada puede hacer contra eso. Ya lo hicieron ellos cuando fueron mayoría, y los que ahora legislarán les apuntaban con el dedo. La oposición tendrá que ver como esa nueva política por la que se votó en las urnas pasa delante de ellos.

 

Nadie puede decir que vaya a ser un éxito, pero tampoco nadie puede asegurar que vaya a fracasar. La política de la nueva era debe ejercerse. La política de los cambios estructurales debe operarse. La política de los que ganaron la elección ya está en Sonora.

 

Aquellos que piensan que todo fallará deben considerar que podría ser lo contrario. Los tiempos de las contiendas ya pasaron. A partir del 16 de septiembre la historia política en Sonora es un cáliz distinto. La bancada de diputados de Morena y sus aliados debe tener el voto de confianza, pero las bancadas de los que no serán mayoría igual. Ni uno solo de los partidos perdedores deben ser vistos como árboles caídos que solo sirven para leña. Unos perdieron el registro nacional o estatal, pero si tienen representatividad en el Congreso deben ser considerados como oposición respetable. Si no perdieron el registro es igual aun que no tengan espacios como diputados locales. A los que ganaron se les debe dejar que operen.

 

Ese es el principio básico del que se habla en el primer párrafo: dejar que la política pase, por el bien de todos.

 

Gracias por la lectura. Puede seguirme en @mensajero34 y en facebook.com/gilberto.armenta.16

Opiniones sobre esta nota

Comenta esta nota

Su correo electrónico no será publicado.