Coutinho rescata a Brasil y condena a Costa Rica


Un gol del centrocampista Phillipe Coutinho en el descuento de un partido que parecía abocado al empate rescató a Brasil, que luego amplió con un tanto final de Neymar una victoria por 2-0 que condena a Costa Rica y la deja fuera de los octavos de final tras 90 minutos de resistencia.


El centrocampista del Barcelona impulsó a la Canarinha cuando el empate parecía hecho y allanó el camino de la pentacampeona hacia los octavos, tras un partido en el que el orden defensivo tico y un excepcional partido del arquero Keylor Navas había resguardado el empate, que para Costa Rica era la vida.


Para Costa Rica, el resultado supone su tercera derrota en tres partidos mundialistas contra Brasil y la eliminación, ya que la inesperada derrota ante Serbia les obligaba a puntuar ante la pentacampeona para mantenerse vivos en Rusia 2018.


Los ticos cedían la posesión, pero cuando atacaban no lo hacían con balas de fogueo. Lo demostraron en los primeros 15 minutos, cuando por la banda derecha, Venegas y Gamboa filtraron un pase de la muerte que Celso Borges remató solo, pero desviado.


Respondió Neymar con dos arrancadas por la izquierda, una con sombrero a Gamboa, que derivaron en golpes francos sin premio, pero mostraron el despertar de la estrella canarinha. Todo el peligro de los azules llegó por sus botas, con pases filtrados a Gabriel Jesús o centros diagonales, pero sin acabar de inquietar a Navas.


En una de las poquísimas alegrías ofensivas que se permitió Costa Rica llegó el primer aviso brasileño: una pérdida en el mediocampo la aprovechó Marcelo para asistir al espacio a Gabriel Jesús, quien remató a gol pero estaba en flagrante fuera de juego.


La avalancha llegó tras el descanso. Una pared de Paulinho y Gabriel Jesús que despejó Navas, un centro de Douglas Costa desde la derecha que Gabriel Jesús cabeceó al larguero y un disparo de Coutinho que un defensa desvió fuera. Todo, en tres minutos. La 'torcida' barruntaba un gol y elevaba sus cantos en San Petersburgo.


Ahí se agigantó Keylor Navas, que desvió por encima su portería un remate de Neymar a centro de Paulinho que la grada 'verdeamarelha' ya veía dentro; y atrapó al suelo otro disparo de Coutinho. Un día más en la oficina de 'San Keylor', que solo falló al atrapar un tiro seco de Neymar, que le rebotó y recogió después.

Opiniones sobre esta nota

Comenta esta nota

Su correo electrónico no será publicado.