Chivas dejó volar el triunfo


A las calamidades que azotan al Guadalajara en el Clausura 2018, se le sumó una más ayer en Ciudad Universitaria.
Una vertiente de la falta de contundencia que no resuelve el Rebaño —la falla de un penalti de último minuto—, hizo acto de presencia en la portería contraria en donde en 2004 Rafael Medina voló su tiro y abrió la puerta al título de Pumas.
No fue un campeonato lo que se le fue a Chivas, pero sí la oportunidad de ganar un duelo clave para escalar posiciones en la tabla general.
A fin de cuentas, Pumas y Guadalajara empataron 1-1; y el Rebaño se mantiene hundido en la clasificación con siete puntos, sólo arriba de su vecino el Atlas.

Opiniones sobre esta nota

Comenta esta nota

Su correo electrónico no será publicado.